CHICAS BRASILEÑAS CASI DESNUDAS BAILANDO EN BIKINI

Mi gusto por las brasileñas viene de tiempo atrás. Cuando tenía 10 años encontré bajo un sillón, en casa de mi tío soltero, una revista arrugada que mostraba fotos de Sonia Braga en todo su esplendor. Se abrió para mí el mundo inmenso del erotismo. Del autoerotismo, quiero decir.

Hoy, gracias a mi posición privilegiada en Maxim, puedo dar rienda suelta a mi afición nada secreta. Este video es sólo un ejemplo: dos brasileñas posando para una sesión de fotos. El pretexto fue que las imágenes ilustrarían artículo sobre un tema de vital importancia: cómo botar a tu novia e irte con su amiga, de la manera más tersa posible. Las dos chicas tenían que mostrar rivalidad y mala vibra ante la cámara, pero no ocurrió así. Se hicieron amigas. Lo que alimentó todavía más mi imaginación autoerótica. Quizás también la tuya.